Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘8 de marzo’

La Revolución Industrial trajo consigo un nuevo escenario laboral. Artesanos y agricultores se convirtieron en obreros, el espacio de trabajo pasó del taller a la fábrica, las máquinas se erigieron en mecanismos imprescindibles de la productividad, mujeres y niños entraron a formar parte del nuevo ejército del trabajo industrial. Largas jornadas laborales, un esfuerzo agotador, escaso salario, accidentes, enfermedades se constituyeron en castigo para los trabajadores y beneficio para los patronos. Tales condiciones de trabajo provocaron manifestaciones, ocupaciones de fábricas, sabotajes, huelgas y con ello el nacimiento del Movimiento Obrero y el sindicalismo.

El Estado asumió en un primer momento un rol pasivo, amparado en el principio de supuesta igualdad jurídica entre las personas, ya fueran obreros o patronos. Un principio viciado en origen, pues no existía igualdad real en las relaciones entre ambos estamentos. El poder político y económico se encontraba en manos de las élites, que hacían leyes a su conveniencia y utilizaban el poder coercitivo del Estado para defender su posición privilegiada. Sin embargo, la creciente movilización obrera obligó, en un largo y cruento proceso, a que los gobiernos dictaran normas para que las relaciones laborales mejoraran a favor de los trabajadores.

Con la Constitución de Weimar, en 1919, se rompió con esa idea tramposa de la igualdad social absoluta y se incorporaron los derechos sociales (la Constitución de México los había incorporado dos años antes como consecuencia de la Revolución). En España, con la Constitución de 1931, en la Segunda República, el Estado asumió la protección de los trabajadores, y no solo porque en su artículo primero expresara que «España es una República Democrática de trabajadores de toda clase…», sino porque en su artículo 46 lo explicitaba: «La República asegurará a todo trabajador las condiciones necesarias de una existencia digna. Su legislación social regulará: los casos de seguro de enfermedad, accidente, paro forzoso, vejez, invalidez…»

Por tanto, ante una desigualdad real, consecuencia de que una parte del cuerpo social se encuentra en desventaja con respecto a otra, el Estado democrático debe legislar para proteger los derechos de las personas más vulnerables y acabar con dicha desigualdad. Es el caso de la desigualdad de género; las mujeres están en desventaja social, son muchos los datos que así lo confirman. No obstante, las rémoras de una sociedad patriarcal de profundas raíces dificulta el proceso. Por eso es necesario que el feminismo, organizado, salga a la calle para exigir cambios sociales y legales, para despertar conciencias, para generar reflexión, para animar a hombres y mujeres a trabajar cada día por la igualdad real en la familia, en el trabajo, en el estudio, en el ocio, en la vida.

Read Full Post »

Es el día después. Estoy con mi nieta en un parque infantil de una pedanía de Murcia. Mientras ella juega en el tobogán, tomo asiento sobre el suelo de caucho reciclado, a la sombra de un árbol, pues el día ha amanecido caluroso. Cerca de mí hay un banco, al que llegan dos chicas muy jóvenes, no más de quince años. Oigo el sonido de sus móviles cuando se muestran una a la otra los videos que grabaron la noche anterior en la manifestación. Las observo durante unos instantes: cuchichean entre sonrisas, se muestran cómplices, sabedoras de haber sido partícipes de una hazaña que ahora rememoran una y otra vez a través de sus grabaciones. Y tienen razones para ello. (más…)

Read Full Post »

feminismopunhoHoy es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Y no es un día de fiesta. Es una fecha para conmemorar. Es una fecha para reivindicar. Para conmemorar la lucha incansable de tantas mujeres y hombres a lo largo de la historia por la igualdad de derechos y obligaciones entre ambos sexos; derechos y obligaciones inherentes a la propia esencia como personas. Una fecha para reivindicar la injusta distancia que todavía sigue existiendo entre los legítimos deseos y la insatisfecha realidad. Distancia que se va agrandando como consecuencia de las políticas regresivas aplicadas por gobernantes sin alma.

Hoy es 8 de marzo, y no deberían celebrarlo aquellas personas que no conmemoran, y mucho menos aquellas que no reivindican. La fecha de hoy han aprendido a publicitarla con soltura y descaro aquellos que la prostituyen los 364 restantes días del año. Una apropiación indebida para vaciarla de contenido, devaluarla en una celebración más carente de historia y de significado. Al igual que desnaturalizan el significado (más…)

Read Full Post »

Desde que hace algo más de tres décadas descubrí que existía el Día de la Mujer, lo he tenido presente cada año. Pero este 8 de Marzo de 2011 tiene para mí un significado especial, dramáticamente especial, porque este 8 de marzo de 2011 tiene nombre y apellidos, tiene un rostro que conozco, se llama Elkouria Badbad Hafed, es saharaui y es mujer. Y por ser mujer está retenida en los Campos de Refugiados de Tinduf, en el desierto argelino donde malviven desde hace 35 años quienes tuvieron que huir de su tierra cuando el reino de Marruecos invadió el Sáhara Occidental.

A Elkouria le ha sido arrebatada una atención sanitaria que necesita y que ha recibido durante los 10 años que ha vivido con nosotros. A Elkouria le han truncado su formación intelectual -cursa 2º de bachillerato con mucha dedicación y buenos resultados- y su acceso a la universidad donde poder forjarse una profesión. A Elkouria le han permitido crearse un mundo que ahora le arrebatan de la noche a la mañana. Y todo ello por ser mujer. A Elkouria le niegan su libertad porque es mujer.

El 8 de Marzo es una fecha en torno a la cual se recuerdan los derechos adquiridos por las mujeres y se hace hincapié en aquellos que todavía quedan pendientes de ser ejercidos en igualdad de condiciones con los hombres y en los distintos lugares de la Tierra. Se publican distintos manifiestos, se resaltan noticias, se escriben artículos de opinión, editoriales, (más…)

Read Full Post »