Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘agua’

El pasado viernes conocí en persona a dos personajes de mi novela Segura, dos hermanas, y fue emocionante. Asistía a una reunión con gente preocupada por la gestión del agua en la cuenca del Segura. Como veníamos de distintos lugares y muchos no nos conocíamos, lo primero que hicimos fue una ronda de presentación. No advertí nada cuando habló la primera de ellas, pero cuando le tocó el turno a la segunda y dijo su nombre, añadiendo que era hermana de la otra mujer, supe que eran ellas; aun así, para asegurarme, busqué en el móvil la escena en la que aparecen y lo corroboré:

«—¿Alejo López?

La voz sonó a nuestra espalda. Ambos nos volvimos. Frente a nosotros, dos hermosas muchachas, pelo rubio una, moreno la otra, miraban a Alejo. (más…)

Read Full Post »

ebro

Ahora que las aguas del Ebro comienzan a volver a su cauce tras las recientes inundaciones puede ser un buen momento para reflexionar sobre los atragantamientos que se producen en nuestra tierra cada vez que aquel río se desborda. La tarea no es fácil porque en el enfrentamiento entre razonamiento y consigna o eslogan siempre sale perdiendo la razón. La conformación de la opinión de muchas personas se fundamenta en sentencias cortas que por su obviedad no necesitan argumentos sólidos. Basta con esgrimirlas como verdad absoluta: agua para todos y no hay más que hablar. En relación al agua, como a otras muchas cosas, los medios de comunicación se han encargado de instalar en la opinión pública más desinformada la verdad que le interesa al poder.

Es fácil encontrar en las redes sociales y en la calle personas que sienten cierta satisfacción ante los sufrimientos de los ribereños del Ebro cuando se desborda, castigo merecido por ser tan insolidarios al no querer compartir el agua que les sobra. Tal despropósito parte del convencimiento de que al Ebro le sobra agua. A ningún río le sobra agua. Ni siquiera cuando se desborda (con respecto a las inundaciones sería bueno, como dice Pedro Arrojo, de la Nueva Cultura del Agua, empezar a negociar con el Ebro su área de inundación).

En condiciones naturales, que un río lleve más o menos agua no es más que la consecuencia de las condiciones ambientales que operan en la zona de influencia. Es lo mismo que ocurre en una selva o en un desierto, son así debido a la circunstancias que en ellos concurren y si no, no serían lo que son. Otra cosa es que una parte de los recursos hídricos de un río, por ejemplo el Ebro, hayan de ser utilizados para mejorar las condiciones de vida de las personas. Algo que debería de hacerse desde concepciones ecosistémicas, es decir, teniendo en cuenta todos los elementos que conforman los ecosistemas influenciados por el río para no comprometer su supervivencia.

Es falsa la afirmación de que el agua de un río se pierde en el mar. Una mentira, a veces intencionada, a veces fruto del desconocimiento de los procesos naturales. La investigación científica sobre sistemas fluviales ha demostrado que los depósitos sedimentarios litorales que descargan los ríos son esenciales para el mantenimiento de las playas: las arenas que las nutren son aportes fluviales que las corrientes distribuyen. La merma de esos aportes tiene afecciones económicas por sus repercusiones en la actividad turística. Por otra parte, las arenas son esenciales para la conservación de las playas sumergidas en las que crece la Posidonia oceánica, unos de los ecosistemas más productivos del mundo.

La calidad y cantidad de las pesquerías litorales tiene relación directa con la exportación de nutrientes que los ríos realizan en el mar. Dichos nutrientes y sustancias minerales son el sustrato en el que se asientan las cadenas tróficas marinas. Una disminución del caudal del río supone una empobrecimiento de las pesquerías, en las que trabajan muchas personas. Las descargas fluviales de agua dulce mantienen el control de la salinidad en los estuarios garantizando la riqueza faunística y con ello la actividad económica asociada. De igual manera, en el caso del Ebro, la estructura del delta y sus cultivos asociados dependen de que el río desemboque en el mar con todo su potencial.

La supuesta escasez de agua en la cuenca del Segura, especialmente en su curso bajo, viene motivada por un desarrollo sin control de los cultivos de regadío, de los usos lúdicos, del incremento artificial y desorbitado de la población, y de una insuficiente depuración y reciclaje de las aguas urbanas. Se crece por encima de los recursos disponibles y después se pide agua para todos. La construcción de trasvases y plantas desaladoras es un lucrativo negocio para grandes empresas, y la justificación de costosas infraestructuras es obvia: ¿quién no va a querer que haya más agua disponible? Además, es fácil orquestar un enfrentamiento entre regiones o entre comunidades, es decir, generar desunión entre personas que sufren problemas parecidos. A río revuelto… pues ya se sabe quiénes ganan.

Pero, ¿y si la supuesta escasez de agua en el medio y bajo Segura fuera una gran mentira mantenida durante décadas por los gobernantes? ¿Y si la cuenca del Segura estuviese asentada sobre un enorme mar de agua dulce que debidamente gestionada y socializada, pública y participada, creara una rica agricultura e industria asociada? «Sí, pero a los catalanes les sobra el agua». Y dale.

Read Full Post »

jara

Domingo 16 de marzo. Una mañana de primavera bien entrada mientras el invierno se despide, que las estaciones ya no son lo que eran y se desdibujan, se usurpan los tiempos e incluso se suplantan unas a otras sin recato alguno. Incluso el viento ha hecho una pausa. Al otro lado de los cristales la invitación a disfrutar del regalo está hecha. Caminata bordeando el pantano de La Pedrera.

Me adentro por un camino de tierra, el agua a mi izquierda, en algunos tramos casi lamiéndome los pies. El gorgoteo del agua de la botella que llevo en la mochila y mis propios pasos son los únicos sonidos que acompañan mi marcha. La quietud de la ancha lámina de agua es absoluta. Respiro serenidad, es asombroso. Me detengo y escucho el silencio. Sobrecoge. Y curiosamente irrumpen en mi pensamiento (más…)

Read Full Post »

Esta gran estafa a la que siguen llamando crisis consiste básicamente en robarle a la mayoría de los ciudadanos, los de abajo, para dárselo a unos pocos ricos o muy ricos, los de arriba. A tal ruin objetivo sirven esos intermediarios llamados gobernantes, encargados de darle al saqueo apariencia democrática mediante las leyes adecuadas —siempre en nombre y beneficio de los ciudadanos, claro—; sirven también los integrantes del sistema comunicacional con la misión de falsear la realidad, tergiversándola u omitiendo la parte de ella que no le conviene a sus amos —lo que no sale en los medios no existe—; y sirve un aparato represivo perfectamente engrasado para amedrentar y contener las inevitables protestas a medida que las víctimas van tomando conciencia de que lo son y de quiénes son sus verdugos.

Tal “robo” legal se produce mediante una disminución o eliminación del salario directo —bajada de sueldo, despidos, contratos precarios—; mediante la disminución de prestaciones sociales públicas —salario indirecto o diferido—; mediante una subida de impuestos regresiva que afecta más a los trabajadores y pequeñas empresas, (más…)

Read Full Post »

Una diferencia sustancial entre lo público y lo privado es que lo primero es de todos y lo segundo de uno o de unos pocos. Bajo esa premisa, lo público está al servicio de todos y lo privado le sirve a sus dueños. Lo público puede buscar el beneficio económico dentro de un objetivo social, o incluso un beneficio solo social, mientras que lo privado únicamente apunta hacia el engrose de la cuenta de dividendos. Así dicho es una generalización y como tal puede pecar de injusta al meter en el mismo saco, por ejemplo, a la economía social, pero a cambio se contrastan bien ambos campos.

No abogo aquí por la inexistencia de espacio privado en la economía o en los servicios, pero sí por que no sea a costa de lo público. Apunto la razón más pragmática: lo privado resulta más caro. Tomemos como ejemplo las grandes empresas públicas privatizadas en los años ochenta y noventa del siglo pasado por el PSOE, primero, y el PP, después: Argentaria, Endesa, Repsol o Telefónica. Banca, eléctrica, petrolera y telecomunicaciones, respectivamente, todas ellas rentables, cuyos beneficios eran para el Estado. Ahora los beneficios cuantiosos de lo que fue de todos va al bolsillo de unos pocos. Y los desmanes de lo privado los paga (más…)

Read Full Post »

Bajo el porche del hostal Batán del Puerto a la hora de la cerveza

Escribo bajo el porche de madera del Hostal Batán del Puerto. Una fina llovizna tintinea sobre las hojas del nogal que casi puedo tocar con la mano. Por un resquicio libre entre la vegetación y el porche diviso, velado por la lluvia y envuelto en una bufanda de nubes, un picacho de la Cueva del Halcón, y más a la derecha, por encima del nogal y de un abeto joven que crece en un rincón de la terraza, contemplo la cumbre del Cerro del Pimpollar.

El murmullo acogedor y permanente del Endrinar llega suave; el arroyo discurre a diez metros de donde estoy, justamente al pie de la terraza en la que se levanta el hostal. A poniente de éste baja otro arroyo, el río de las Hoyas, que se ensambla con el Endrinar (más…)

Read Full Post »

La estrategia siempre es la misma, y no por conocida y repetida es menos efectiva. El primer paso es conseguir que el servicio público se deteriore poco a poco. No puede hacerse de golpe porque entonces quedaría al descubierto la trampa, los usuarios identificarían rápidamente a los responsables y adivinarían su objetivo; por eso ha de hacerse lentamente, para que vaya generando una leve y difusa insatisfacción que irá creciendo con el transcurso del tiempo hasta convertirse en un clamor.

El segundo paso, que se superpone al primero, es devaluar lo público aireando las deficiencias provocadas con premeditación, como si fuera algo inherente al modo de gestión, y confrontándolo con lo privado, previamente privilegiado, silenciando sus carencias y exaltando sus virtudes. Para redondear el panorama se añaden repetidos lamentos sobre la escasez de recursos en las (más…)

Read Full Post »

Older Posts »