Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Frente Polisario’

5-en-una-carcel-de-arenaKoría Badbad sale de su jaima envuelta en una manta y da unos pasos hacia donde comienza a clarear, allá lejos, sobre el horizonte que delinea la arena del desierto, tan desierto como cada día. Hoy se ha despertado en la madrugada, de improviso, en mitad de un sueño hermoso —esta noche no ha habido pesadillas—. Ha soñado, reviviendo como real, con el sonido del timbre que anuncia el comienzo del recreo en el instituto, donde estudia segundo de bachillerato, ella cerrando el libro y cogiendo el bocadillo de la mochila, bajando por las escaleras, conversando en el patio con sus amigas y con su hermano español. Sabe que en su sueño había más imágenes, entremezcladas, confusas, que no recuerda muy bien, de aquel tiempo feliz que vivió con su familia española, con sus amigos de aquel pueblecito mediterráneo al que llegó con tan solo siete años, en el verano de 2000, más muerta que viva, muy enferma.

Arrebujada en la manta, Koría contempla cómo el día es empujado por un sol que todavía no se deja ver. Al despertar ha sentido una sensación extraña, aunque no es la primera vez. Una especie de tenue alegría interior que hace retroceder la tristeza diaria; una difusa fuerza que alimenta su esperanza cuando cree haberla perdido toda. Es como un eco lejano que le llega de más allá del mar, rumbo norte; como una brisa ligera que percibe distinta al aire espeso que respira cada día en mitad de una nada de arena, aislada del mundo, seis años ya. Y cree entender su significado: allá al otro lado del Estrecho no la han olvidado. Siguen peleando por su libertad. Koría cierra los ojos y deja que el primer rayo de sol la reconforte. (más…)

Read Full Post »

Un tirón brusco, furtivo, traidor,

te arranca la venda invisible y espesa

que cubre tus ojos de luna nueva.

Un cuchillo, afilado de cólera ciega,

un tajo helado, ruin, alevoso,

cercena tu tierna y confiada inocencia.

Un hachazo brutal, ignorante, malvado,

resquebraja, violento, al instante tu vida

y la torna más débil, más frágil, más negra.

Un dolor agudo, profundo, que quema,

un desgarro que crece,

la arena se agita y sorprende, no entiende;

restalla un grito rabioso,

un grito rebelde,

un grito angustioso,

un grito insumiso,

un grito impotente,

un grito valiente

que lanzas con furia, con férrea esperanza…

que se traga apenado, confuso, el desierto.

Mas el viento te escucha y se ofende

y te entiende y se eleva llevando tu grito

y cruza las dunas

y cruza montaña

y cruza los mares

y cruza las tierras

y trae hasta nosotros tus ecos de lucha,

tu grito rabioso,

tu grito rebelde,

tu grito angustioso,

tu grito insumiso,

tu grito impotente,

tu grito valiente

que lanzas con furia, con férrea esperanza…

tu llanto que anega las tierras resecas,

heroicas, de dunas y jaimas, del Sáhara inmenso.

Un tirón brusco, furtivo, traidor,

nos rompe pedazos enormes del alma.

Un cuchillo afilado de cólera ciega

nos graba a tajos de fuego tu ausencia.

Un hachazo brutal, ignorante, malvado,

nos arranca sollozos, gemidos y quejas.

Un tirón brusco, un cuchillo afilado, un hachazo brutal

nos privan de tus ojos de negra noche,

de tu mirada de estrellas,

de tu cabello azabache,

de tu sonrisa de luna,

de tu piel de arena tostada.

Una garganta se aclara y una voz se levanta,

una mano se alza, muchas manos se juntan,

muchas voces se unen y es un clamor de gargantas.

Cesa el llanto, no hay espera,

es la vida o es la muerte

de tus ojos de negra noche,

de tu mirada de estrellas,

de tu cabello azabache,

de tu sonrisa de luna,

de tu piel de arena tostada.

Un mar de brazos se alza,

un universo de puños se cierra

y golpea con firmeza, con paciencia,

exigiendo tu inocencia, tu regreso, tu presencia,

tus ojos de negra noche

y tu mirada de estrellas,

tu cabello azabache,

tu sonrisa de luna,

y tu piel de arena tostada.

Tu frágil vida, Koria, que es ya parte de la nuestra.

Read Full Post »