Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘movilización’

La Revolución Industrial trajo consigo un nuevo escenario laboral. Artesanos y agricultores se convirtieron en obreros, el espacio de trabajo pasó del taller a la fábrica, las máquinas se erigieron en mecanismos imprescindibles de la productividad, mujeres y niños entraron a formar parte del nuevo ejército del trabajo industrial. Largas jornadas laborales, un esfuerzo agotador, escaso salario, accidentes, enfermedades se constituyeron en castigo para los trabajadores y beneficio para los patronos. Tales condiciones de trabajo provocaron manifestaciones, ocupaciones de fábricas, sabotajes, huelgas y con ello el nacimiento del Movimiento Obrero y el sindicalismo.

El Estado asumió en un primer momento un rol pasivo, amparado en el principio de supuesta igualdad jurídica entre las personas, ya fueran obreros o patronos. Un principio viciado en origen, pues no existía igualdad real en las relaciones entre ambos estamentos. El poder político y económico se encontraba en manos de las élites, que hacían leyes a su conveniencia y utilizaban el poder coercitivo del Estado para defender su posición privilegiada. Sin embargo, la creciente movilización obrera obligó, en un largo y cruento proceso, a que los gobiernos dictaran normas para que las relaciones laborales mejoraran a favor de los trabajadores.

Con la Constitución de Weimar, en 1919, se rompió con esa idea tramposa de la igualdad social absoluta y se incorporaron los derechos sociales (la Constitución de México los había incorporado dos años antes como consecuencia de la Revolución). En España, con la Constitución de 1931, en la Segunda República, el Estado asumió la protección de los trabajadores, y no solo porque en su artículo primero expresara que «España es una República Democrática de trabajadores de toda clase…», sino porque en su artículo 46 lo explicitaba: «La República asegurará a todo trabajador las condiciones necesarias de una existencia digna. Su legislación social regulará: los casos de seguro de enfermedad, accidente, paro forzoso, vejez, invalidez…»

Por tanto, ante una desigualdad real, consecuencia de que una parte del cuerpo social se encuentra en desventaja con respecto a otra, el Estado democrático debe legislar para proteger los derechos de las personas más vulnerables y acabar con dicha desigualdad. Es el caso de la desigualdad de género; las mujeres están en desventaja social, son muchos los datos que así lo confirman. No obstante, las rémoras de una sociedad patriarcal de profundas raíces dificulta el proceso. Por eso es necesario que el feminismo, organizado, salga a la calle para exigir cambios sociales y legales, para despertar conciencias, para generar reflexión, para animar a hombres y mujeres a trabajar cada día por la igualdad real en la familia, en el trabajo, en el estudio, en el ocio, en la vida.

Read Full Post »


escupe o traga

Entre los miles de pancartas y carteles que salpimentaban la marea humana que llenó Madrid de dignidad el veintidós de marzo pasado, hubo uno que me llamó poderosamente la atención. No era artística su elaboración, no eran letras en vinilo recortadas por ordenador, no era una de esas frases típicas de vieja pancarta. Era, eso sí, una disyuntiva rotunda, sin ambages, directa a cada persona, exigente: Escupe o traga.

El pequeño cartel en tamaño pero enorme en contenido, no apuntaba a quienes provocaron la crisis, tampoco a quienes la aprovecharon para convertirla en una inmensa estafa. No señalaba a los indeseables que han hundido en la miseria a miles de familias, ni a los recortadores de derechos, de esperanza y de futuro. No iba dirigido contra la casta de mangantes que durante años han saqueado las arcas públicas y los bolsillos privados. No acusaba a los ladrones. Era una sentencia dirigida exclusivamente a los de abajo, a esa mayoría ciudadana machacada por la casta política y económica, a la gente normal y corriente. Un escueto mensaje que divide a los que sufren en dos categorías: los que escupen y los que tragan. (más…)

Read Full Post »

Los dignos contra los indignos, porque ya llevan demasiado tiempo los indignos golpeando a los dignos. La mayoría empobrecida creciéndose contra una minoría muy poderosa. La unidad forjándose a pie de calle, construyendo poder popular. Ese es el sentido de la Marcha por la Dignidad Madrid 22 de marzo. Una convocatoria que unifica luchas dispersas para hacerlas confluir en un mismo tiempo y lugar, y con unas demandas asentadas en la exigencia de que los Derechos Humanos se cumplan para todos.

La Marcha 22M es una movilización que aúna voluntades y sacude conciencias para exigir que no se pague la deuda ilegítima, porque ese dinero es el que se quita de la sanidad, la educación, la dependencia o la creación de empleo. Un empleo que se demanda digno y con derechos en un país que garantice las libertades democráticas para todos los ciudadanos, y para todas las ciudadanas, dueñas de su cuerpo.

Una lucha, la del 22M, contra los corruptos sean de donde sean, y contra la represión con la que los poderosos y sus siervos pretenden defender sus privilegios. El saqueo sistemático de lo que es de todos, ya sea directamente ya mediante las privatizaciones ha traído la pobreza y el desamparo a una parte nada despreciable de la población. El contrato social lo han roto los saqueadores y es preciso recomponerlo al margen suyo. Es necesario que los de abajo hagan valer su gran poder, que solo puede manifestarse si lo ejercen juntos.

Este domingo, un grupo de personas marcharán desde Torrevieja hasta San Miguel de Salinas en un preludio comarcal de las marchas que irán surgiendo en los próximos días por la Vega Baja y por otros lugares del país. Actos que pretenden visibilizar (más…)

Read Full Post »

Desde que la crisis deviniera en esta monumental estafa, como consecuencia de las medidas antisociales tomadas por los gobiernos al servicio de los amos de las puertas giratorias, grupos de ciudadanos se han organizado de diversas formas y con contenidos variados para resistir el creciente empobrecimiento que tales medidas vienen provocando sobre la mayoría de las familias.

El Banco de Alimentos y el grupo de autoempleo “Ángeles de San Miguel” puestos en funcionamiento por la Asociación de Vecinos son dos ejemplos locales de estas medidas de resistencia. Otras muchas han surgido a lo largo y ancho de este país maltratado por los poderosos y sus secuaces: comunidades de producción y consumo de productos agrícolas que buscan una mejor relación calidad precio frente a la especulación (más…)

Read Full Post »

Sentado cabizbajo cada día en el portal,

perdida la mirada en la punta de los pies,

cuenta el paso inexorable de la vida

en la sombra de las botas, que conservan

la memoria desvaída de los tiempos añorados

de las risas en el tajo, y del jornal.

Levanta con esfuerzo la cabeza alguna vez

y los ojos se concentran extasiados,

empañados de nostalgia y de dolor,

en la grúa que se eleva solitaria y detenida,

monumento oxidado al progreso que no fue,

por encima de los sueños que enterraron los tejados.

Observa las dos manos desprovistas de durezas

que curtieron el ladrillo y la herramienta.

Las frota, compulsivo, una con otra

maldiciendo su finura y su infortunio,

lamentando tantas manos hoy ociosas,

deportadas del andamio, de la fábrica, del tajo.

Sentado cabizbajo en el portal, cada día

oye el rumor que crece desde el fondo de la calle.

Divisa un enjambre de pies que vienen pisando fuerte,

un mar de voces que grita, escucha sin alzar la frente.

Vuelve a frotarse las manos desprovistas de durezas,

consolándose con quejas, cuando el tumulto se pierde.

El tiempo ya ni lo cuenta. Consumido en su rutina,

un día, temeroso alza la vista al paso de tanta gente,

y su mirada se encuentra con manos endurecidas

de enarbolar esperanzas que no se dan por vencidas.

Intenta, sin darse cuenta, despegarse del portal,

pero de tanto morir sentado no puede vivir de pie.

Con otro esfuerzo se eleva y a punto está de caer,

un brazo fuerte sujeta su ensayo de despertar.

Una mano de piel tersa ase con fuerza la suya,

y otra, del tiempo ajada, acude firme en su ayuda.

De blanco tintada, una, le hace que vuelva a andar,

y otra de verde ungida le enseña de nuevo a hablar.

Una marea lo envuelve en olas sin vuelta atrás.

Torna a mirar sus manos y las descubre dispuestas

a manejar la herramienta de fabricar dignidad.

La cabeza, poco a poco, yergue ya sin dolor,

y la vista no la posa en el rancio monumento

que recuerda la falacia de un tiempo de ensoñación.

Dos portales más allá, cabizbajo cada día,

con la mirada clavada en la punta de los pies,

con un ligero vaivén, otro más saca la cuenta

de la vida que se va, atrapado en los recuerdos

desvaídos de aquellos tiempos perdidos

de las risas en el tajo, y del jornal.

Dos portales más allá, quizás mañana o pasado,

con el ruido de la vida, otro más echará a andar.

Read Full Post »

Todavía hay muchas personas que mantienen la creencia de que esto que llaman crisis, aunque se prolongue unos años más, acabará pasando y volverán aquellos días felices de risas, vino y rosas que tan lejanos parecen ahora. Son personas que aceptan sin cuestionar las consignas que lanzan por la tele, un día y otro también, comentaristas, tertulianos, supuestos periodistas y políticos con los que simpatizan por lo bien que hablan o las simplezas que dicen para regalar oídos predispuestos. Son personas que acaban creyendo tener opinión propia cuando repiten como loros lo que otros idearon para engañar.

Y es verdad que la llamada crisis pasará, pero las cosas ya no se parecerán en nada a lo vivido estos años atrás sino a aquellas décadas tenebrosas de nuestros abuelos. La crisis se disipará como por arte de magia cuando los poderosos, a través de sus Zapateros, Rajoys y Merkels, hayan conseguido su propósito. Para ello siguen manteniendo (más…)

Read Full Post »

En mis paseos por Facefook suelo encontrar un buen número de convecinos que con “me gusta”, “compartir”, escribiendo comentarios o trayendo imágenes o enlaces a su muro de las lamentaciones muestran su indignación con las vueltas de tuerca —robo, saqueo, mentiras, recortes…, cada cual que le ponga el calificativo que más le guste— con que este gobierno mentiroso, sucesor de otro traidor, nos empobrece cada viernes un poco más.

Cumple bien su papel ese muro de las lamentaciones virtual al permitir el desahogo de la rabia que se acumula y revuelve la sangre y el estómago. Comentarios ingeniosos, iracundos, reflexivos, irritados, derrotistas y derrotados, todos los estados de ánimo se imprimen en esa efímera pancarta y alivian la mala leche, hasta el próximo viernes negro. Todo ello desde la cómoda silla giratoria, desde el sofá del salón o desde la misma cama vía wifi.

No hay que desdeñar ningún medio para hacer pública la indignación, para poner en común información, reflexión, opinión, propuesta o convocatoria, habida cuenta de que no existen medios de comunicación que cumplan (más…)

Read Full Post »

Older Posts »