Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘naturaleza’

encina-milenaria

Oscurece rápido al resguardo de los montes que levantan el paisaje al poniente de la estación de Cabra del Santo Cristo, ya silenciada la vara y recogida la lona, camino de la almazara el tractor con la última cosecha del día, camino del descanso los aceituneros altivos, decidme en el alma: ¿quién, quién levantó los olivos? Solo la luna creciente, que busca hueco entre nubes caprichosas, clarea tenuemente el olivar. Y es al amparo de esa noche que no puede ennegrecer, y es al amparo de viejos y nuevos olivos que se adivinan en la penumbra cuando nos echamos al camino, desafiando al frío, y como una anacrónica partida de bandoleros, dueños de campos y veredas, ponemos rumbo a La Encina. No, no es un cortijo en el que saciar el hambre con las mejores viandas del señorito, en el que apagar la sed con buen vino, en el que colmar el deseo, siempre insaciable, con doncellas o mozas. Nuestro destino es un ser milenario: una portentosa encina que compartió nacimiento con Al-Ándalus. Más de mil doscientos años sintiendo cambiar el mundo a su alrededor. Superviviente afortunada de lo que antaño fue una rica dehesa, ahora vigía impertérrita de olivares y «tierras de pan llevar» en los Llanos de la Estación, junto al cortijo de Las Viñas; señora de la sierra Mágina. (más…)

Read Full Post »

cabezo d ela mina

 

—¡Cinco meses! Se dice pronto.

—No me lo puedo creer.

—Como te lo cuento.

—Chica, pa mear y no echar gota.

—Ya te digo. El primer informe de la policía llega en otoño, y firman la paralización en primavera.

—¿Tan difícil es parar una roturación sin permiso que han necesitado tres estaciones?

—Por lo que parece, para este alcalde y sus concejales, sí.

—Claro, se meten en los despachos y luego pasa lo que pasa.

—Pues sí, que los informes de la policía, las denuncias de las asociaciones y las noticias de la prensa han estado cogiendo polvo sobre sus mesas de despacho.

—Mujer, igual ni los leen.

—Pues, chica, saber, saben. Porque estudiados son, al menos los concejales. Y es su obligación, que para eso cobran y no poco.

—¡Vaya atajo de incompetentes!

—De eso, ni hablar. Que competentes sí son, y mucho.

—Pues, chica, contigo no me aclaro.

—Mujer, su trabajo lo hacen muy bien. A la vista está. Y te lo digo en serio.

—No hay quién te entienda.

—Igual si pensaras un poco.

—Ya estamos…

—A ver. ¿Que ha pasado en estos cinco meses?

—¿150 días?

—Que el dueño de la finca ha hecho lo que quería hacer; incluido arrancar pinos del monte.

—Ya.

—¿Lo vas pillando?

—No.

—Y a pesar de informes y denuncias no ha habido paralización hasta que el daño estaba hecho. Y porque ha salido en la prensa que si no…

—No estarás insinuando que…

—Que va, mujer. Líbreme el Señor. Yo solo expongo los hechos. Ahora tu ata cabos.

—Entonces, resulta que para que unos puedan…, los otros no…

—Ahí lo tienes.

—No me lo puedo creer.

—Ya te cuesta, ya.

—¿Me estás reprochando algo?

—¿Tú que crees?

—Lo dices como si yo tuviera algo que ver.

—Pues mira que te lo dije.

—¿Qué me dijiste?

—Que no les echaras la papeleta.

—Mujer, yo no sabía esto.

—Pues no será porque no llevan mili encima.

—Igual es que no han podido parar la cosa antes.

—Ya. Y yo voy y me lo creo. En cinco meses.

—¿Será posible?

—Como te lo cuento.

—Si me pinchan no me sacan ni una gota de sangre.

—Ya. A ti te sacan solo horchata.

—Y que burra que te pones algunas veces.

—¿O sea que la burra soy yo? Y tú, en las próximas, vas y les votas otra vez.

—¡Qué cosas tienes, mujer!

Read Full Post »

Hilarión Pedauyé, Licenciado en Ciencias Ambientales y técnico de la Confederación Hidrográfica del Segura, como uno de los coordinadores del libro; Juan Antonio Pujol, Doctor en Biología y biólogo municipal del ayuntamiento de Torrevieja, Miguel Alarcón, naturalista, y Tomás Vte. Martinez, profesor de Ciencias de la Naturaleza y naturalista, presentaron el libro HISTORIA NATURAL DE SIERRA ESCALONA Y DEHESA DE CAMPOAMOR ante un aforo completo en la Biblioteca Pública Municipal de San Miguel de Salinas. Geología, flora, fauna, historia, etnobotánica, custodia del territorio son los capítulos que componen esta obra colectiva de divulgación científica, un importante hito en la lucha por la protección de la sierra y su entorno y la declaración de la misma como PARQUE NATURAL DE LA COMUNIDAD VALENCIANA.

Read Full Post »

 

Conmovido, hoy te he visto

nacer desde el útero rocoso

que te engendra sin principio ni final.

Apenado, hoy he visto

tu fluida inocencia inmaculada

ignorante del perverso futuro que te espera.

Complacido, hoy he visto

a las rocas, a los campos, a los seres

que te acunan tiernamente en tus albores.

Afligido, hoy he visto

a los guijarros afinando tu murmullo cantarín

que será amargo llanto inmerecido hacia el ocaso.

Extasiado, hoy he visto

la vida transparente, refrescante y acuosa

que repartes generoso en las vertientes a tu paso.

Melancólico, hoy he visto

al Thader que aplacó la sed de los romanos,

al Gaudalabiad venerado con que los árabes regaron.

Emocionado, hoy he visto

tu sereno y discreto nacimiento,

y he sorbido de mis manos tu regalo permanente.

Hoy he visto tu hermosura,

río Segura, en tu alborada,

y he gozado tu frescura

inmaculada

en tu cuna de negrura

coloreada

de turquesa y aventura

en las moles escarpadas

de la Sierra de Segura.

Read Full Post »

Read Full Post »

Bajo el porche del hostal Batán del Puerto a la hora de la cerveza

Escribo bajo el porche de madera del Hostal Batán del Puerto. Una fina llovizna tintinea sobre las hojas del nogal que casi puedo tocar con la mano. Por un resquicio libre entre la vegetación y el porche diviso, velado por la lluvia y envuelto en una bufanda de nubes, un picacho de la Cueva del Halcón, y más a la derecha, por encima del nogal y de un abeto joven que crece en un rincón de la terraza, contemplo la cumbre del Cerro del Pimpollar.

El murmullo acogedor y permanente del Endrinar llega suave; el arroyo discurre a diez metros de donde estoy, justamente al pie de la terraza en la que se levanta el hostal. A poniente de éste baja otro arroyo, el río de las Hoyas, que se ensambla con el Endrinar (más…)

Read Full Post »

Residuos en el borde del mundo

Una de mis últimas andanzas en la Naturaleza ha sido seguir el borde del mundo que acaba donde comienzan las viviendas de Eagle Nest, Blue Lagoon y El Galán. Hacía muchos años que no transitaba esas laderas, tantos que el mundo era mucho más extenso y su piel, plagada de vegetación, todavía era capaz de respirar.

La reducida extensión que aún se conserva sigue siendo un pequeño paraíso repleto de vida entre los muchos senderos que, como cicatrices blancas, recorren el monte. En esos caminos improvisados que se han hecho permanentes es fácil encontrar niños que buscan aventura, jóvenes que se escabullen de miradas inoportunas, maduros que corren o caminan para mantenerse en forma o mayores que pasean al perro.

Pero yo no soy de senderos. Me gusta adentrarme entre los arbustos e impregnarme de los intensos aromas de una vegetación agradecida en las umbrías. Me han sorprendido los muchos claveles de monte que florecen en estas fechas y que dan nombre al paraje: Cerro (más…)

Read Full Post »

Older Posts »