Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ONG’

alcores horno pan.cdr

Un horno de pan, ese ha sido el proyecto solidario elegido mediante votación, clase a clase, por el alumnado del IES Los Alcores de San Miguel de Salinas en el «Alcores Solidario 2016». Cuatro eran los proyectos a considerar, propuestos por los propios destinatarios —el Taller Ocupacional de Niños Especiales «Ángel Mary Valero» de Chiclayo (Perú)—: mesas individuales y sillas para una clase (1 100 soles = 335 €), silla de ruedas y camilla (500 + 300 soles = 270 €), medicamentos para medio año (2 700 soles = 819 €) y un horno de pan (5 500 soles = 1 670 €). El más votado ha sido el de mayor coste, sí, pero quizá también el que mayor inteligencia requería. Lo explicó con claridad meridiana Israel, un alumno de 1º de Secundaria, la voz firme y pausada, en los prolegómenos de la Carrera Solidaria que como cada año celebra el instituto en fechas otoñales. Vino a decir que las medicinas eran importantes, pero que al cabo de seis meses se les acabaría nuestra ayuda, en cambio, con el horno de pan podrían vender el producto y con los beneficios comprar medicinas siempre. El viejo aforismo de dar la caña para pescar en lugar de dar pescado.

Chiclayo es una de las ciudades más grande de Perú; su población ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, desde los treinta mil habitantes en 1940 hasta el más de medio millón en la actualidad. Un crecimiento que ha ido creando ensanches sucesivos, unos de manera ordenada, las urbanizaciones, donde vive la gente pudiente; otros, de aluvión, donde se han ido amontonando los más pobres, quienes abandonaron el campo huyendo de la guerrilla, de la miseria, o simplemente emigraron en busca de una vida mejor. En uno de esos «pueblos jóvenes» es donde se ubica este centro tan necesitado de todo. Uno de esos lugares que se repiten en muchos países con riqueza que albergan bolsas de pobreza, y no por azar, claro.

Los Alcores Solidario, uno de los programa de educación en valores que el instituto viene desarrollando desde hace años, trata de acercar al alumnado a la vida real, la que en demasiada ocasiones transcurre oculta, también ocultada, y que, sin embargo, merece ser conocida, comprendida y cambiada. Desde lo local —el caso del Banco de Alimentos— hasta lo internacional —el pasado curso fueron los refugiados saharauis mutilados por minas antipersona—, no solo conocemos los problemas sino también a las víctimas que las sufren, con caras, nombres e historias personales. En esta ocasión, gracias a las nuevas tecnologías y a Mª Dolores, profesora del instituto que lleva cooperando en Perú desde hace veinte años, hemos conocido a alumnos, madres, profesorado del Taller Ocupacional; nos han transmitido sus necesidades, sus deseos, sus tareas, y sabemos a quiénes va dirigida nuestra solidaridad: el horno de pan. El reto no es pequeño, pero la determinación de superarlo está, sin duda, a la altura.

Anuncios

Read Full Post »