Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘paro’

Sentado cabizbajo cada día en el portal,

perdida la mirada en la punta de los pies,

cuenta el paso inexorable de la vida

en la sombra de las botas, que conservan

la memoria desvaída de los tiempos añorados

de las risas en el tajo, y del jornal.

Levanta con esfuerzo la cabeza alguna vez

y los ojos se concentran extasiados,

empañados de nostalgia y de dolor,

en la grúa que se eleva solitaria y detenida,

monumento oxidado al progreso que no fue,

por encima de los sueños que enterraron los tejados.

Observa las dos manos desprovistas de durezas

que curtieron el ladrillo y la herramienta.

Las frota, compulsivo, una con otra

maldiciendo su finura y su infortunio,

lamentando tantas manos hoy ociosas,

deportadas del andamio, de la fábrica, del tajo.

Sentado cabizbajo en el portal, cada día

oye el rumor que crece desde el fondo de la calle.

Divisa un enjambre de pies que vienen pisando fuerte,

un mar de voces que grita, escucha sin alzar la frente.

Vuelve a frotarse las manos desprovistas de durezas,

consolándose con quejas, cuando el tumulto se pierde.

El tiempo ya ni lo cuenta. Consumido en su rutina,

un día, temeroso alza la vista al paso de tanta gente,

y su mirada se encuentra con manos endurecidas

de enarbolar esperanzas que no se dan por vencidas.

Intenta, sin darse cuenta, despegarse del portal,

pero de tanto morir sentado no puede vivir de pie.

Con otro esfuerzo se eleva y a punto está de caer,

un brazo fuerte sujeta su ensayo de despertar.

Una mano de piel tersa ase con fuerza la suya,

y otra, del tiempo ajada, acude firme en su ayuda.

De blanco tintada, una, le hace que vuelva a andar,

y otra de verde ungida le enseña de nuevo a hablar.

Una marea lo envuelve en olas sin vuelta atrás.

Torna a mirar sus manos y las descubre dispuestas

a manejar la herramienta de fabricar dignidad.

La cabeza, poco a poco, yergue ya sin dolor,

y la vista no la posa en el rancio monumento

que recuerda la falacia de un tiempo de ensoñación.

Dos portales más allá, cabizbajo cada día,

con la mirada clavada en la punta de los pies,

con un ligero vaivén, otro más saca la cuenta

de la vida que se va, atrapado en los recuerdos

desvaídos de aquellos tiempos perdidos

de las risas en el tajo, y del jornal.

Dos portales más allá, quizás mañana o pasado,

con el ruido de la vida, otro más echará a andar.

Read Full Post »

BAJO LA CAPA DEL PUEBLO

Bajo la capa del Pueblo

se cobijan los ladrones,

alma negra, cuello blanco,

para ocultar el botín

que amasaron con descaro,

con corrupción y ladrillos,

un ejército de pillos

que brindan con cava caro,

y con billetes encienden

el puro que están fumando,

mientras la cola del paro

se nutre de sombras tristes

que van arrastrando el miedo

con la moral del esclavo.

 

Bajo la capa del Pueblo

se cubren los mentirosos

para esconder su mentira

con el santo de la patria.

Mas la patria no son líneas

dibujadas sobre un mapa,

no son colores que ondean

estampados en la tela,

no son notas que se entonan

mientras cantan las gargantas,

La Patria son solo hombres

y son mujeres la Patria,

es su esfuerzo la bandera

y es el himno su palabra.

 

Bajo la capa del Pueblo

se esconden los miserables,

aunque tienen bien sabido

que el pueblo no tiene capa,

en todo caso un capote,

sin color y hecho jirones,

para torear como puede

las embestidas cobardes,

que hincan siempre en la carne

del parado, del obrero,

de la joven estudiante,

de la mujer y el enfermo,

del niño, del jubilado,

del honrado jornalero.

 

¡Deshazte, Pueblo, de tantas

mentiras sobre tu capa!

 

¡Destierra con tu capote

a aquellos que no son Patria!

Read Full Post »

Las plantas invaden la carretera. Son puestos de trabajo.

Al amparo de la espesa sombra de los almeces que crecen frente a la Toba de Lucas —la casa rural en la que pretendemos cortocircuitar por unos días la omnipresente crisis-estafa-robo— leo La metamorfosis, de Franz Kafka, acompañado por Reina, la mansa perrita que dormita a mi lado, y visitado con frecuencia por Nica, Susi y Viento, los otros tres perros que alivian la soledad de Elías y Fe, el matrimonio que mantiene vivo durante todo el año el cortijo de Yetas de Arriba.

Cierro el libro electrónico y pienso en esa otra metamorfosis, más dramática incluso que la del personaje de Kafka, que estamos sufriendo en los últimos años. Fijo la mirada en el nuevo puente, levantado a veinte metros de la casa, que suavizará la curva de la carretera. Recuerdo que al tomar la A-45 por primera vez, a la salida de Nerpio, nos encontramos con la advertencia de que estaba en obras. Varios kilómetros después comenzamos a echar en falta camiones circulando, maquinaria trabajando, (más…)

Read Full Post »

Una fuerza muy superior, perfectamente organizada y con objetivos precisos, con todos los medios en su poder —legislativos, judiciales, comunicacionales y represivos—, ha invadido nuestras vidas como moderno Atila secando la hierba verde de los derechos más elementales que tanto esfuerzo, sangre y lágrimas han costado en la historia reciente. Esa fuerza destructora, consciente de su inmenso poder, no se detiene ante nada: arrasa con la casa de varios cientos de miles de familias, con el sustento de más de cinco millones de trabajadores ahora parados, machaca la educación y la sanidad pública y con ellas a los más débiles de la sociedad, trae la desesperanza, la escasez e incluso el hambre. Son conquistadores inmisericordes.

Durante tres décadas, los poderosos han ido tejiendo una sólida alianza entre el dinero, los medios de comunicación y los legisladores para dormir y modelar conciencias al gusto de sus intereses bastardos, al tiempo que iban construyendo un marco legal e institucional, nacional e internacional —véase la construcción europea— que les permitiera, llegado el momento, (más…)

Read Full Post »

Al rededor de las doce del mediodía he oído la explosión de un cohete y enseguida he pensado que Madrid o Barça habían marcado, pero no. No es ni día ni hora del Clásico más mediático y apasionado del calendario futbolístico. Era el anuncio de la celebración institucional de la Constitución Española que de manera mecánica y desapasionada programa cada año el ayuntamiento.

Hubo un tiempo, años atrás en que yo también la celebré, incluso tuve la responsabilidad de programar los actos oficiales desde el ayuntamiento. Recuerdo especialmente el dieciocho aniversario, con colocación de una placa conmemorativa en la Plaza de la Constitución y cuyos protagonistas fueron jóvenes que habían nacido al tiempo que la Carta Magna y cumplían la mayoría de edad. O aquella otra de 1998 en la que colocamos en el mismo lugar una escultura en hierro fruto del ingenio y de las telarañas de las arcas municipales.

Por aquellos años, todavía era la Constitución que yo mismo había votado, con sus imperfecciones, con sus incumplimientos, con su férreo inmovilismo. La que hoy celebran algunos es otra cosa, ha sido modificada en asuntos sustanciales (más…)

Read Full Post »

Una larga mesa bien surtida ocupaba el centro de la sala. A su alrededor un nutrido grupo de personas entremezclaba palabras y dulces. Muchos hablaban una lengua que yo no entendía pero eso era lo de menos porque el lenguaje universal de los gestos transmitía la alegría de la fiesta y del encuentro. La merienda navideña que el Comité de Integración de la Asociación de Vecinos había organizado estaba resultando un éxito.

Para mí, aquella mesa repleta de tentaciones de azúcar era territorio prohibido, aun así, echando mano de la voluntad, zigzagueé entre los alegres comensales para empaparme, al menos, de formas y colores. Cada nacionalidad allí representada había aportado sus dulces navideños más (más…)

Read Full Post »

La principal justificación que Zapatero ha dado sobre el cambio de unos ministros por otros, y que los medios afines se han encargado de repetir por activa y por pasiva, es la necesidad de comunicar mejor lo que hace, de hacer entender a los ciudadanos la necesidad de las medidas tomadas. Cree el presidente de gobierno que el rechazo mayoritario a sus medidas antisociales se debe a que no han sabido explicarlas, de ahí la necesidad de colocar a un buen comunicador como portavoz y de anunciar que cada ministro sea también portavoz de sus acciones.

En estos primeros días tras el cambio de caras ya ha conseguido un primer éxito: que se hable de la necesidad de comunicar, de sus perspectivas electorales y de la maldad o bondad del incombustible Rubalcaba y se relegue al olvido periodístico la crisis y los efectos devastadores de sus medidas contra los más débiles de la sociedad.

Me parece a mí que por muy bien que me expliquen que vamos a vivir mejor recortándo sueldo, abaratando y facilitando el despido, jubilándose más tarde y cobrando menos pensión voy a seguir sin entenderlo. Como seguiré sin entender, a pesar de los esfuerzos que pueda hacer Rubalcaba y los demás, que lo mejor para los de abajo es que los de arriba sigan campando a sus anchas sin que el gobierno les meta mano vía impuestos para que paguen su parte proporcional en esta crisis que ellos han provocado.

Me temo que lo que el presidente del gobierno quiere decir es que va a hacer un esfuerzo para manipular las conciencias de la gente para ver si motivan a su electorado y les hacen ver blanco lo que es negro, diciendo que es de izquierdas lo que son políticas de derechas, y conseguir así recortar la brecha electoral que les separa del otro partido más a la derecha. Y es posible que lo consiga. Tengo fresco en la memoria el referéndum sobre la OTAN, por poner un caso. Medios tienen.

Read Full Post »

Older Posts »