Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Polisario’

Foto y texto tomados del blog bienvepaz.wordpress.com, de Bienvenida Campillo, madre de acogida de Koría. Montaje del autor

 

Este primer viernes de abril volví por segunda vez al Casino de Torrevieja para presentar un libro. La primera fue cinco años atrás con el poemario Melankoría, un libro solidario con el que concienciar y difundir el caso de la joven Elkouria Badbad, secuestrada por su propia familia biológica durante una visita a los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tinduf, en Argelia, en los primeros días de 2011. Este pasado viernes, mis primeras palabras fueron para recordar aquel libro y su significado, para recordar que Koría continúa secuestrada seis años después, para recordar que nos preocupa su situación, que no la olvidamos y que seguimos exigiéndole al gobierno del Frente Polisario su libertad para que pueda decidir qué hacer con su vida. (más…)

Read Full Post »

Querida Koría:

Hoy, 5 de abril de 2012, cumples 19 años. Quisiera felicitarte, pero sonaría ridículo desearte felicidad cuando sé que llevas quince meses sis conocerla, quince meses de cautiverio, de sufrimiento, de angustia, de lágrimas. No te preocupes, tengo almacenadas unas cuantas toneladas de felicidad para echártelas por encima, como un aguacero de esos que se desatan en un instante y te calan hasta los huesos, en cuanto te tenga frente a mí. Y, literalmente, te llegará a los huesos porque por lo que sé los tienes bien cerca de la piel.

Sí puedo desearte fortaleza para aguantar el último tirón. Tengo el convencimiento de que estamos en el principio del fin de tu pesadilla, de mi desasosiego, de la angustia de tu familia española, de la preocupación de tus amigos y de tantas personas en tantos lugares que han conocido tu caso y esperan tu regreso. Sé que eres fuerte a pesar de tu apariencia débil, porque por encima de tus enfermedades físicas eres un espíritu rebelde que no se conforma con la injusticia y no se doblega ante la adversidad. Sí, ya sé que (más…)

Read Full Post »

 

Esta Nochebuena no lo ha sido tanto para la familia española de Koría, había una silla vacía a la mesa durante la cena familiar, un cubierto intacto a la espera de volver a ser usado, una ausencia tan presente en el corazón que dificultaba sus latidos. Feliz Navidad ha sonado extraño, como un eco lejano en el espacio y en el tiempo que ha costado pronunciar, o que simplemente se ha omitido entre todos aquellos que hemos disfrutado una convivencia cercana con la joven saharaui durante los años que ha pasado entre nosotros.

Porque en estas fechas hace un año que Koría voló a los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tinduf, desbordante de ilusión, a visitar a su familia biológica y tras veinte días de agasajos, buenas palabras y deseos de futuro se quedaron con ella de la forma más deleznable, contra su voluntad, sin explicación alguna a la familia española, y la aislaron (más…)

Read Full Post »

Todo oscuro. Una vela encendida en el centro del escenario, ella no puede sostenerla, no está. Muy despacio la escena se va llenando de manchas blancas, cada cual con su vela encendida entre las manos que, con luces y sombras, dibuja la seriedad del rostro. Una voz en off recita un poema de quien también amó la libertad y murió por ella. No será este el caso de quien amando la libertad no la puede ejercer. Koría, presente en su propia voz y en los vacíos reconocibles en cada escena, volvió a ser protagonista involuntaria de ese generoso trabajo que el grupo teatral Los Impuntuales viene realizando en diversos pueblos de la comarca en solidaridad con uno de sus miembros; ayer domingo, 4 de septiembre, en el teatro Capitol de Rojales.

Un día 4, hace ya ocho meses, la familia de acogida de Koría volaba de regreso a España desde los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tinduf junto a un asiento vacío, el de (más…)

Read Full Post »

Quisiera pedirle al viento

que me robe las palabras

y se las lleve al desierto,

hasta encontrar una jaima

donde mi vida está presa

en una cárcel de arena.

 

Quisiera pedirle al viento

que no le entregue mi pena,

que le lleve la esperanza

a un corazón de azucena

que poco a poco se apaga

en una cárcel de arena.

 

Quisiera pedirle al viento

que entre sus pliegues me lleve

hasta el confín del desierto.

Y regalarle latidos

a un corazón que se apena

en una cárcel de arena.

 

Quisiera que el viento fuera,

de esperanza, un huracán

que sin compasión barriera

la ignorancia y la maldad

que a mi alegría condenan

en una cárcel de arena.

 

Quisiera que el viento fuera…,

más sé que el viento no es;

yo mismo la arrancaré

de las garras de la muerte

que agazapada la espera

en una cárcel de arena.

 

 

Read Full Post »