Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sanidad’

27_aniversario_cartel copy

Álvaro es un niño de seis años, de San Miguel de Salinas, que tiene un serio problema: ha nacido en el seno de una familia humilde. Álvaro sufre una complicada diabetes mellitus tipo 1 de muy difícil control que requiere una vigilancia estrecha para minimizar las peligrosas hipoglucemias. Álvaro, como cualquier niño de su edad tiene el deber legal de acudir a la escuela cada día, y el derecho constitucional a poder hacerlo en las mismas condiciones que sus compañeros, es decir, trabajando los mismos contenidos, participando en las actividades extraescolares, realizando educación física, comiendo en el comedor escolar o disfrutando del recreo. Para que ese derecho sea efectivo, las leyes determinan que el centro de salud más cercano debe hacerse cargo de la atención que el niño enfermo requiera en el centro escolar. Pero la realidad es otra: cada día, Álvaro, encuentra dificultades para disfrutar de ese derecho.

Como es obvio, está bajo el control periódico del especialista en endocrinología del hospital. El médico, a la vista de las peculiaridades de la salud de Álvaro ha prescrito unas determinadas pautas que personal de enfermería del centro de salud debe de seguir con el niño, especialmente a la hora del almuerzo y antes y después de realizar educación física. Per el centro de salud, ni durante el curso anterior ni en lo que va de este, ha precisado el protocolo a seguir, y la atención de enfermería que Álvaro recibe no se corresponde con las prescripciones del médico especialista del hospital. ¿La razón? Al parecer, aducen que no tienen personal suficiente, y, claro, si contratan a alguien más la cuenta de resultados no cuadra a fin de mes. El hospital de Torrevieja, del que depende el Centro de Salud, no está por la labor porque si cede con Álvaro, otras familias, en otros lugares, exigirán también el derecho para sus hijos e hijas. Y ya se sabe, más gastos son menos beneficios, es lo que tiene que la salud de todos esté en manos del negocio privado.

Ahora, por un momento, póngase cada cual en la piel de la madre de Álvaro cuando cada mañana, con el corazón encogido, lo ve adentrarse en el colegio. Cuando de vuelta a casa, cada mañana, le sube a la boca ese regusto amargo de la angustia, de la incertidumbre, al saber que la atención que su hijo requiere no es la adecuada y que eso supone un riesgo, que puede llegar a ser muy grave. Póngase cada cual en la piel de una madre que ha llamado a todas las puertas y ninguna se abre; ser de familia humilde tiene ese coste. La administración educativa es la responsable directa de la correcta escolarización de cada niño, es la que tendría que estar actuando para conseguir que los responsables sanitarios resolvieran con rapidez el problema. Tendría.

Póngase cada cual en la piel de Rosa, angustiada, sin salidas, con la situación del hijo clavada en el corazón que acude a lo que más a mano tiene, al ayuntamiento, en busca de la máxima autoridad, en busca de ayuda. Y una y otra vez sale con las manos vacías. Es el precio que paga por ser de familia humilde y atreverse a pedir el derecho que a su hijo le asiste. Póngase cada cual en su piel y piense por un momento que se tratara de su propio hijo. Piense, además, que nadie está fuera de verse en una situación similar.

«Por nadie pase», es expresión popular ante casos como este. Pero lamentarlo no es suficiente. ¿Qué menos que cuando alguien acude a su ayuntamiento, desesperado porque no encuentra salidas, halle a responsables políticos que hagan suyo el sufrimiento de sus convecinos y vayan con ellos hasta donde haga falta para ayudarles a encontrar soluciones? ¿Qué menos que un concejal de educación que se plante ante inspección educativa o ante el mismo conseller de educación y exija la correcta escolarización de Álvaro? ¿Qué menos que un alcalde que reclame una y otra vez al centro de salud, al hospital y al mismo conseller de sanidad los recursos que Álvaro necesita?

Va siendo hora de cambiarlo todo, abajo y arriba, ¿verdad?

Anuncios

Read Full Post »

¡ÉBOLA VA!

ebola-580x321

Dicen los que saben de enfermedades contagiosas graves que lo primero que hay que hacer es aislar el foco de infección, y cuanto antes mejor. El sentido común también parece que aconseja lo mismo. Obviamente se aísla en el lugar en el que se produce, y es ahí donde cabe aplicar cuantos medios sean necesarios para contener, controlar, remitir y eliminar la infección. Aunque cuando se trata de pobres, y más si son negros, no hay demasiada prisa, que son muchos y sobra gente en el mundo.

Estos parecen haber sido los pensamientos de los países occidentales, desarrollados, civilizados a la vista de su comportamiento ante la epidemia de Ébola que lleva meses matando negritos pobres allá por la lejana África. Mares y océanos separaban el sufrimiento y la muerte de la tranquilidad sanitaria americana y europea. No es el humanismo lo que mueve a los gobiernos de los países poderosos. Si lo fuera, buques hospital, hospitales de campaña, equipos médicos especializados, ayudas millonarias en alimentación, limpieza, equipamiento de hospitales, formación, recursos para el voluntariado habrían acotado, reducido y eliminado la enfermedad en cuestión de semanas. (más…)

Read Full Post »

Es una obviedad que cada día que pasa, la inmensa mayoría de la población es un poco más pobre. Los hay que poseían techo y ahora son desahuciados; los que tenían trabajo y ahora son parados; los que hace tiempo dejaron de percibir la prestación por desempleo; quienes tan solo reciben la mísera ayuda de los cuatrocientos euros, e incluos los que ya no perciben nada. Los que todavía ejercen el derecho constitucional al trabajo han visto disminuir sus salarios, aumentar su jornada y descender sus condiciones laborales; quienes regentan un pequeño comercio o una pequeña o mediana empresa han visto disminuir de forma alarmante las ventas y con ellas las ganancias. Por contra han subido impuestos indirectos, tasas como las universitarias, han menguado los servicios públicos o se han privatizado para pagar más caro el mismo servicio. Es decir, cada día más pobreza.

Y esa es la pobreza directa, a la que hay que sumarle la diferida, esa que por ahora no se ve pero que ya infecta el fututo. La más cercana se está apoderando de la educación pública, la de todos, y la de quiénes no disponen de recursos para llevar a sus hijos a un colegio de pago. La educación irá perdiendo (más…)

Read Full Post »

Hace dos agostos visité en La Unión la mina Agrupa Vicenta, que acababa de ser abierta al público. Su estratégica iluminación, las pasarelas y escaleras de madera, los flashes de las cámaras fotográficas y las explicaciones de la guía hacían difícil percibir la dureza de las condiciones de trabajo de los mineros que horadaron las entrañas de la montaña para arrancarle un mendrugo de pan y una olla de guisado que llevar a la boca de sus hijos. No obstante, con un poco de imaginación algo se podía intuir.

En un punto del recorrido algo en particular me sobrecogió y me produjo un escalofrío de indignación. Nos adentró la guía hasta un estrecho túnel en el que apenas cabía una persona. De uno en uno, alumbrados por una linterna de mano, fuimos asomándonos a aquella angostura mientras nos explicaba que en la búsqueda de nuevas vetas de mineral se excavaban (más…)

Read Full Post »

ENCERRADOS

Una pancarta de seis metros, colgada sobre el mostrador de la cocina, preside el salón de la cantina del instituto. En grandes letras rojas destaca el grito de lucha que en estos días aciagos recorre de norte a sur la Comunidad Valenciana: “No a los recortes en los servicios públicos”. Por debajo, otro grito de esperanza, en verde, claro: “Salvemos la educación pública”. La tercera línea, con el negro del luto, recoge la firma de la representación organizada de los padres y madres, el AMPA. Desde las siete de la tarde han ido llegando profesores y madres del colegio Gloria Fuertes y del IES Los Alcores, también una nutrida participación de alumnado de todos los niveles de la ESO. Hay mantas y sacos de dormir para hacerle frente al frío, aunque el calor humano va entibiando el ambiente.

La prensa hace su trabajo y los flashes se suceden durante minutos recogiendo la sentada protagonizada por la comunidad educativa de San Miguel de Salinas. A continuación, la lectura de un manifiesto que expresa los temores y reivindicaciones (más…)

Read Full Post »

El día menos pensado, algunos de esos maldicientes que ostentan altos cargos en las instituciones del Estado dirán sin rubor, porque vergüenza no tienen, tras una media sonrisa cínica, que no puede ser que haya privilegiados que comen tres veces al día mientras que otros, cada vez más, solo comen dos o incluso una. Se rasgarán sus vestiduras de alto modisto ante los insostenibles privilegios de aquellos que se sientan a la mesa -desayuno, comida y cena- cómodamente desde la insolidaridad con los que apenas prueban (más…)

Read Full Post »

La estrategia siempre es la misma, y no por conocida y repetida es menos efectiva. El primer paso es conseguir que el servicio público se deteriore poco a poco. No puede hacerse de golpe porque entonces quedaría al descubierto la trampa, los usuarios identificarían rápidamente a los responsables y adivinarían su objetivo; por eso ha de hacerse lentamente, para que vaya generando una leve y difusa insatisfacción que irá creciendo con el transcurso del tiempo hasta convertirse en un clamor.

El segundo paso, que se superpone al primero, es devaluar lo público aireando las deficiencias provocadas con premeditación, como si fuera algo inherente al modo de gestión, y confrontándolo con lo privado, previamente privilegiado, silenciando sus carencias y exaltando sus virtudes. Para redondear el panorama se añaden repetidos lamentos sobre la escasez de recursos en las (más…)

Read Full Post »